Está demostrado que los niños tienen una mayor capacidad para absorber las estructuras lingüísticas de una nueva lengua, pero es recomendable que cuando la aprendan dominen oralmente su lengua materna. Si de pequeños se acostumbran a oír hablar inglés, de mayores les será más fácil aprender las estructuras gramaticales y...